No eres tú, soy yo. Mi visión del programa yuzz

El grupo de alumnos yuzz con Nacho Escobar, creador de Futboling y un auténtico crack

El grupo de alumnos yuzz Cáceres con Nacho Escobar. El creador de futboling nos dio una clase en enero.

El pasado dos de julio conocimos el ganador de yuzz Cáceres, un programa formativo para emprendedores, con formato concurso, en el que he participado construyendo y defendiendo el proyecto visualligence. El premio es un viaje a Silicon Valley. San Francisco, tú y tus arenas tendréis que esperarme un poco. Podéis conocer más mi proyecto en esta entrevista que me hizo Guada, una de las coordinadoras del programa y un sol de mujer.

Vaya por delante que he aprendido mucho durante el programa y que lo volvería a hacer. Además, mi agradecimiento a la fundación Banesto por promoverlo y en el caso de la edición en Cáceres al ayuntamiento por patrocinarlo.

Un abrazo grandísimo para mi tutor Emilio, que ha sido de quien más he aprendido. Me ha comprendido desde el primer momento y ha sabido aportarme donde más necesitaba.

A todos los que han pasado por el aula a donarnos un pedacito de su experiencia, gracias también. Juan de Parra, Nacho Escobar (en la foto), Manuel de la Calle, Paco Pizarro, María José Garrigós, Alfonso Cano, José Luis Huertas, José Arias, Gabriel Leal, Ángela Ger, Lola Sánchez, Ángel Alegre,… sé que no estáis todos en la lista,… pero de verdad gracias a todos.

Muchas gracias también a los compañeros. De todos he aprendido mucho. Si alguna vez fui un poco brusco dando alguna opinión, lo siento: lo hacía con buena intención.

Cosas a mejorar

Creo que si el post acabara aquí no resultaría en ningún aporte. Así que, con el único ánimo de aportar, y por si alguien quiere montar una incubadora de proyectos y considera interesante el feedback, voy a contar cosas que se pueden mejorar, en mi opinión. Si no te interesa mi opinión o no quieres feedback, puedes dejar de leer aquí.

Evaluación

Los criterios de evaluación del proyecto se han conocido después de entregarse el mismo, o muy poco antes. Esto no sería un detalle importante, de no ser porque uno de los cinco criterios era el uso que se había hecho del centro yuzz. Medido en horas. En este post no voy a dar mi opinión sobre este “KPI”, pero, queridos, si queríais que yo pasara más tiempo en el centro, un fin loable, lo suyo es que la conexión a internet fuera al menos “estable” y/o hubiera algún recurso más del que hacer uso. Sí, es muy importante conectar, llámalo teambuilding o networking o como quieras. Pero antes del networking está el working, y yo allí no conseguí adelantar en mi proyecto más de lo que lo hacía en casa.

Lección 0: si montas una incubadora hazlo alrededor de un espacio abierto 24h. donde haya Internet de calidad y una cafetera monodosis. Es sólo mi opinión, ojo.

Lección 1: Si hay algún criterio de elección del ganador, creo que debe ser la tracción del proyecto, la oportunidad de inversión generada o los ratios económicos reales o previstos del mismo. La realidad nos juzga así y no hay otra razón para hacerlo de otra manera en el programa.

Uso adecuado de la tecnología

Los ponentes han sido muy buenos, pero las emisiones en streaming eran muy pobres técnicamente. Se trataba de que había ponentes que iban a un centro y desde allí se hacía el streaming a todos los demás. Depender de las conexiones actuales y hacerlo sin realización (con lo que se perdía habitualmente el contenido del proyector) no está a la altura del programa. Es mucho mejor grabar las ponencias y hacerlas disponibles en HD para el resto de centros de España en algún lugar tipo vimeo.

Lección 2: No hagas experimentos. Graba las ponencias y súbelas a vimeo o a youtube. Sube las presentaciones a scribd. Es más desenredado, más rápido y aporta mucho más valor. Es sólo mi opinión, de nuevo.

Esa camiseta, por favor!

Otra cuestión que se puede hacer mejor es la creación de marca. No voy a posar con una camiseta blanca que pone “I’m a yuzz” ni voy a coger un cartel que pone “I love yuzz”. Por la sencilla razón de que para ser empresario es más útil aparentar tener más años, no menos. A muchos os chirría, quizá, que haya usado el término “empresario”. Si piensas que la incubadora no va de montar empresas, puedes dejar de leer aquí.

Esa camiseta es un poco fea y no lo digo por no hacer publicidad, de verdad. Yo hubiera posado con una corbata naranja sin problema. Por cierto, Paul Graham montó la incubadora Y-combinator, la más exitosa del mundo, en San Francisco. Creo que las dos imágenes corporativas se parecen un poco y esto tampoco ayuda.

Lección 3: Está bien que quieras crear marca, pero si tienes algún potencial de difusión es mucho mejor que lo uses para ayudar a difundir los proyectos, y no al revés.

El reto

El reto consistía en hacer un negocio durante 4 horas y con un máximo de 5€ de inversión. Las normas no estaban bien redactadas y la inspiración en el five dollar challenge de Stanford se había dejado atrás una cosa interesante: los alumnos, allí, tienen toda la semana para ejecutar el negocio, aunque sólo disponen de unas horas limitadas una vez que hacen algún uso de la inversión. De esta manera, los que no usan la inversión cuentan con la ventaja de tener una semana de plazo, realmente.

Según las normas yuzz, puedes usar la inversión durante toda la semana, pero es la ejecución la que dura 4 horas. Así, los negocios que ganaban aquí eran los de compra-venta o fabricación-y-venta. La prestación de servicios, el potencial uso de Internet quedaban muy relegados.

No lo digo por acritud, no me importó perder (de verdad) y de hecho fue una de las tardes de yuzz donde más aprendí. Lo digo porque con las normas yuzz los ejemplos americanos paradigmáticos de ganadores de este reto (hacer reservas en restaurantes para venderlas en hora punta, y vender publicidad para proyectarla durante la explicación del reto) no hubieran sido legales.

Lección 4: Copiar está muy bien, lo digo en serio. Pero, por favor, no te quedes lo esencial oculto tras el maquillaje.

Si llegaste hasta aquí, comparte.